La Sidra de Asturias tiene una forma característica para tomarse

A diferencia de otras bebidas en las que el líquido se vierte directamente al vaso, la sidra asturiana se sirve haciendo caer un hilo de líquido de la botella desde una cierta altura, de forma que al golpear el vaso “rompa la sidra” y se oxigene; el oxígeno del aire se mezcla con el carbónico de la sidra adquiriendo así características de una bebida con gas. A este proceso se le llama escanciar.

ver tutorial